Aventuras en el barro y el arco iris de la cascada inalcanzable

¡Ven con nosotros a ver el arco iris de la cascada inalcanzable!


He cogido prestado el gorro de Pris. mmmm mola :-D

No habíamos preparado ruta el día antes ni nada, pero decidimos salir un poco para tomar un poco de aire aunque parecía que iba a llover así que se me ocurre ir a un manantial cercano que tiene que estar a tope de agua, ya que el verano pasado lo encontramos todo seco.



Lamentablemente el sitio estaba cerrado al público porque están haciendo obras ya que es peligroso por desprendimientos. De todas formas, al ir nos encontramos un par de "caballicos" preciosos. Así que tenemos que improvisar un nuevo plan. A ver si llegamos a una cascada que está cerca medio escondida.


Hay un cielo oscuro hacia el noroeste, pero con claros que hace pasar la luz en determinados puntos llenando el valle de contrastes.


Por el camino podemos observar los robledales. Parece casi otoño.


Seguimos conduciendo y aparece un precioso arcoiris y claro, tenemos que parar y sacar la cámara de nuevo. No lo puedo evitar. Es justo de donde sale el arcoiris a donde nos dirigimos. Así que aparcamos el coche y empezamos a andar. A ver que encontramos por allí?


A algunos árboles les gusta vivir al límite


Vistas del valle desde nuestro camino hacia la cascada


(Foto por Priscilla) Sigamos. Hay un poco de barro :D




El bosque en invierno también tiene su encanto. EL musgo se encarga de mantener un toque de color verde.


(foto por Priscilla) ¿qué hago mirando dentro de una roca? Esto:


También me encanta fijarme en los detalles a pequeña escala.



¡Que bonitos detalles! Ya nos está mereciendo la pena :D


Oops.. Aunque esto empieza a embarrarse...


¡el arcoiris nos ha engañado! jajaja  pero nah…tira palante! LOL  Tranquilo, no voy a enseñar las mierdas de vaca que hay por todo el camino.


Salimos del barro para adentrarnos en el bosque con los árboles luciendo sus mejores musgos.


(foto por Priscilla) sacando la foto anterior


A alguien se le ha caído una piedra?


Mmmmm esto no pinta bien para llegar a la cascada.. Mucho caudal y rápido y no me apetece mojarme. Priscilla quiere descalzarse y cruzar, pero yo no me arriesgo con todas las cámaras a resbalarme y que me lleve la corriente. El terreno hace que sea imposible intentar cruzar más arriba así que tenemos que ir bajando para buscar un punto donde se pueda cruzar fácil.


¿Lo intentamos por aquí?


Me resbalo y ¡adiós bastón!... con suerte lo recuperé más abajo :-D Sigamos andando más abajo a ver que hay.


Así nacen los ríos de la nada en medio del bosque.


Cada vez es peor para cruzar. No importa porque aquí es precioso y el agua se acelera por los barrancos. Mejor no nos acerquemos mucho al borde…




¡he dicho que no nos acerquemos mucho al borde Pris! ay ay :D


Hacemos unas cuantas fotos de este precioso lugar.


Consolación; de camino de vuelta al menos podemos ver la cascada inalcanzable desde lo lejos, a través del bosque. No hemos conseguido el objetivo de llegar a la cascada, pero no importa! Por qué? Porque el camino se disfruta igual. Incluso con barro :-D Ha sido una tarde estupenda con barro, musgo, mierdas de ganado y arcoiris en la mejor compañía. :-D


Y recordad... ¡Es muy importante atarse bien las botas! Y si no, pregúntaselo a Priscilla ;)

¡Hasta la próxima aventura!